/center>

lunes, 15 de abril de 2013

TV LED

TV LED
Los TV LED de Diodos Emisores de Luz o LED (por sus siglas en inglés Light Emitting Diode) son considerados televisores de pantalla de cristal líquido LCD (por sus siglas en inglés Liquid Crystal Display) más realzados debido a sus imágenes de salida más precisas y funciones de consumo de energía. Los televisores LED usan una tecnología similar a la de las pantallas LCD, pero la única diferencia importante dentro de su arquitectura es la inclusión de LEDs detrás de los paneles visuales (o pantallas), que hacen que sus gráficos sean más nítidos y más visibles. En otras palabras, la funcionalidad mejorada de los televisores LED son diminutos diodos emisores de luz que producen un efecto de iluminación sobre la prestación de corriente.
Orígenes

El origen del concepto de la TV LED generalmente está vinculado con la tecnología convencional de lámpara fluorescente de cátodo frío (CCFL por sus siglas en inglés Cold Cathode Fluorescent Lamp), la cual es ampliamente empleada en las pantallas LCD y televisores. En realidad, las CCFL son tubos de iluminación delgados y cargados negativamente, que generalmente contienen un gas como el neón que se irradia con interconexión de electricidad. Esta es una tecnología similar a la que ha sido ampliamente utilizada en tableros publicitarios de neón, pero en pantallas LCD, estos tubos vienen en forma de lámparas especialmente fabricadas y recubiertas, produciendo la frecuencia de luz deseada detrás de los paneles. Con este concepto de iluminación de los paneles desde el extremo posterior en mente, los fabricantes de las unidades de visualización trabajaron en la idea de sustituir las CCFL con LEDs como fuentes de iluminación, lo que resultó en la creación de televisores LED.

Operaciones

Los TV Led contienen una unidad de visualización de cristal líquido, que produce una imagen gráfica a través de la manipulación de cristales líquidos incluidos (alineados con precisión) por pulsos eléctricos polarizados. Estos cristales líquidos están contenidos normalmente dentro de un marco delgado que tiene pequeños transistores integrados en su parte posterior para recibir y decodificar las señales eléctricas de entrada, y a través de esta actividad, los píxeles (la unidad más pequeña de una imagen) son creados, los que rápidamente mantienen la organización de los cristales líquidos en cualquier forma deseada para crear una pantalla. Con este panel entero, una matriz de LEDs controlada e interconectada es colocada para proporcionar iluminación suficiente a la imagen resultante, y de esta manera la imagen final que se muestra en el panel frontal se vuelve luminosa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario